– Presentación –

        Residencia universitaria femenina situada en un lugar privilegiado dentro de la ciudad de Granada. Nos encontramos en pleno centro de la ciudad frente a la Facultad de Derecho, a 5 minutos a pie de la Facultad de Traducción e Interpretación, a 7 minutos de la Facultad de Ciencias Políticas y Trabajo Social, a 10 minutos del Campus de Fuentenueva y próxima a las principales paradas de autobús que conectan el centro de la ciudad con el resto de Facultades. Una localización perfecta para vivir tu vida universitaria en todas sus facetas.

  DSC00166      La Residencia está dirigida por la Congregación de Religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza, por lo que el ambiente de estudio y tranquilidad está garantizado durante todo el año, sobre todo en épocas de exámenes. Al ser una Residencia universitaria con capacidad máxima para 65 niñas, los conceptos de unidad, familia y ayuda son comunes en el día a día de la Residencia. Procuramos que nuestras residentes, además de acabar sus años universitarios, se lleven de la Residencia una segunda familia y un hogar al que poder acudir el resto de sus vidas.

       Jardín La arquitectura del edificio deja lugares tan entrañables como los dos patios típicos granadinos de la casa, los cuales las niñas pueden disfrutar en cualquier época del año, y que sin duda alegran las vistas de las diversas habitaciones circundantes. Dado que el edificio cuenta con cuatro plantas, varias terrazas completan la fachada, lo que permite aprovechar un espacio adicional para el disfrute del tiempo libre. Además, la Residencia dispone de otros lugares para facilitar la vida y convivencia durante el curso tales como una cocinita totalmente equipada, una sala de ocio separada de las habitaciones con mesa de ping pong, televisión, juegos de mesa, mini cadena y proyector, entre otros, donde podrán hacer más amenos sus ratos libres y disfrutar del ambiente de la residencia a la vez que recibir visitas de amig@s.

        Una de las ventajas de escoger nuestra Residencia es que además de facilitar el estudio y fomentar las relaciones entre las residentes y religiosas, nosotras cuidaremos de sus niñas como si estuvieran en su propia casa, atendiendo su alimentación y sus necesidades personales (alergias, intolerancias, celiaquía u otras dietas especiales).

        Durante el curso, la Residencia realiza numerosas actividades que van desde lo cultural hasta lo académico. Deportes, conferencias, visitas culturales e idiomas son algunas de las actividades que podemos proporcionar a toda aquella residente que tenga interés en realizarlas.

No se admiten más comentarios